EMPRENDIMIENTO ALLENDE LOS MARES
María José Couñago Garrido

             Me pongo hoy martes a leer la prensa del domingo que no tuve tiempo de ver y me encuentro con una noticia  que me llamó mucho la atención: Chile tiene un programa de emprendimiento para atraer a jóvenes empresarios del mundo. Y no solo eso, sino que figura entre los 20 primeros ecosistemas emprendedores del planeta y según todos los expertos marca el ritmo en Latinoamérica. 

        ¿Cómo lo hacen? Pues ofrecen unos 34.000 dólares, visado por un año, red de contactos, oficinas y asesoramiento. ¿Qué piden a cambio? Que los nuevos emprendedores interactúen, al menos durante 6 meses, con emprendedores locales y divulguen su experiencia. Además, no tienen que ceder la propiedad de su idea.
¿Cuándo surgirán programas así en España? Necesitamos una nueva economía española, que sea pujante, emprendedora e innovadora. En Chile llevan ya varios programas y siguen teniendo mucho éxito. Eso si, todo tiene un pero en esta vida: El mercado chileno es algo pequeño, tanto en capacidad de inversión como en desarrollo de negocio. Por eso, los proyectos tienen que tener una alta escalabilidad e impacto social. Pueden ser proyectos que van desde la cura del cáncer hasta una nueva aplicación para móviles.

       Cómo es que aquí en España no nos damos cuenta del talento que tenemos y de las buenas ideas que nos estamos perdiendo. Tenemos que acudir a tantas ventanillas (da igual que sean reales o virtuales), y mendigar tantos créditos.... Que poco se confía, o es que no interesan las altas tecnologías o los proyectos de investigación (en multitud de campos interesantes, incluso en el de salvar vidas humanas).
Nuestros emprendedores se nos van a Chile, Estados Unidos, resto de Europa... Una pena.

       ¿Cuántos proyectos de empresa habrán quedado olvidados en un cajón? Esto me hace pensar que como orientadores/as seremos muchas veces un primer enlace entre el usuario/a con la idea de emprender y todo el entramado que supone hacerlo. Animar de forma realista, aportando así lo que esté en nuestras manos para que los proyectos que, efectivamente sean viables, sigan adelante.
Las administraciones, desde mi punto de vista, deben agilizar, apoyar y favorecer este tipo de iniciativas. Si no el esfuerzo de muchos caerá en saco roto.     

         Siempre se dice "nuestros jóvenes son el futuro del país". Pero que futuro y a que precio. Pero no quiero terminar con una visión tan tremendista. Siempre hay alguien que emprende en este país y sale adelante. Son los menos, pero los hay. Esperemos que la crisis vaya menguando, permitiendo que los logros se lleven a cabo en España y beneficien  de primera mano a los españoles. Nos lo merecemos.



Artículo de "El País" : La Fuerza de la Gravedad del Talento" por Miguel Ángel García Varela).
Termino esta primera entrada en el blog de mis compañeros dándoles las gracias por haberme invitado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deixa aquí os teus comentarios